Esta mañana tuve tantas ganas de follar

Por: Bizarro Mesa

Esta mañana tuve tantas ganas de follar.
Me desperté pensando en hacerlo con aquella chica que me encanta.
Pero no está.
Está muy lejos.

Así que amarré el animal.
Y me bañe en deseo.
En tranquilidad.

Salí a sentir el sol.
Caminé con música en los oídos.
Y bajé al subterráneo.
A la hoguera.

Entré al tren.
Me senté con el calor y los sueños.
Dentro de las dudas de mi vida.
Y de mi melancolía.

Y el subterráneo empezó a andar.
Marcando cada riel.
Con miradas de gente perdida.
Almas saturadas de monotonía.
Que no quieren salirse.
Del trayecto oscuro.
De la hoguera.

Tantas miradas.
Tanto silencio.
Tanto dolor.
Tantos corazones rotos.
Tantas ganas de sexo.
Tantos sueños.
Tantos no.
Tantos engaños.

Han creado pinturas de sangre.
Y recuerdos.
En una vida misteriosa
Y silenciosa.

Linton Kwesi Johnson



El poeta jamaiquino Linton Kwesi Johnson, padre del Dub Poetry, habla en este poema sobre la doble connotación de algunas palabras, entre ellas trabajadores sanitarios=asesinos.

Linton Kwesi Johnson intervino en el XVI Festival Internacional de Poesía de Medellín (2006).

Linton Kwesi Johnson nació en Chapelton, un pequeño pueblo de Jamaica, el 24 de agosto de 1952. Poeta y músico, se mudó a Londres en 1963, realizando allí su secundaria y posteriormente estudios de Sociología en la Universidad de Londres. Aún estudiante, desarrolló su trabajo con Rasta Love, un grupo de poetas y percusionistas.

Entre sus libros de poemas, se encuentran: Voices of the Living and the Dead, 1974; Dread Beat An' Blood, 1975; e Inglan is a Bitch, 1980. Algunos de sus álbumes son: Forces of Victory, 1979; Bass Culture, 1980; LKJ in dub, 1981 y Making History, 1983. LKJ, el sello del propio Johnson, fue lanzado en 1981.

Me he abandonado

Por: Bizarro Mesa

Me he abandonado al pasar del tiempo.
Y nadie sabe lo que estoy sintiendo.
Mientras las raíces van creciendo en mi memoria.

Me he suicidado varias veces.
Veces varias, he tenido que volver a nacer.
Y comenzar de nuevo.

Un refugio de letras.
Malgastando mi ego.
Luchando contra serpientes de cabeza hueca.
Tratando de construir una casa en un árbol.

Arranco frutos de amor.
De vida.
De estrellas fugaces.

Me he acostumbrado a dejar volar la mente.
Desnudando mis demonios.
Y vistiendo mis sueños.

He sentido la lluvia.
También la soledad de la jungla de cemento.
Los duendes junkies.
La mirada de una mujer callejera.
Los deseados besos de una extraña camarera.
De labios gruesos.
Piel canela.
Y tetas pequeñas.

He sentido a unos cuantos dioses violado mis sentimientos.
Abriendo la puerta de fuego.
Que arde con violencia.


He continuado caminado.
Con pasos nostálgicos y lentos.
Porque dentro del vacío.
Hay una esperanza.

Hay lunas diferentes.
Cuerpos abiertos, envejeciendo.
Bailando en la playa.
En las montañas.
Libre.

Como la sábila.
Como el aloe
Como el alma.

Y sigo aquí.
Con espinas y púas.
Abandonándome a la vida.
Al momemento.
Al miedo.
A la sombra.
A los colores.

Deseando que me aprieten la mano.
Y que rubias.
Morenas.
Indias.
Y mestizas.
Me abracen como me abraza mi padre.

Pero es el momento de abandonarme al silencio.
A la ansiedad.
A la soledad.
A las letras.
A la poesía.
A los pensamientos buenos y malos.
Al cine erótico.
Al cielo.
Al limbo.
A la razón.

Me abandono en el barco que navega hacia ningún lado.
Disfrutando de la única vida que tendré.

Y si me olvidas.
Mientras andas por ahí, deambulando sin tu verdadera alma.
No abandones la mía.
Te lo pido por favor.

El porro no es malo, lo que sí es malo es la no educación

Por: Bizarro Mesa.

Aquella noche lluviosa, del domingo veintinueve de agosto, dia en el que Michael Jackson cumplia cuarenta y siente años, Henrry Chimesa se encontró con su amiga Patricia Dominguez, en la estación del tren. Luego de hablar un rato, juntos decidieron irse tomar un vino Trumpeter Malbec 2008, al departamento de ella. Pasadas unas dos horas, un tanto mareados, ambos, en una noche de domingo bonaerense, se pusieron a filosofar sobre cosas de la vida, mientras Patricia acababa de prender un porro con tabaco.

- Porque soy de España. Y en España la costumbre es esa. ¿Qué le vamos a hacer?-

- ¿Cuál es la costumbre?

- Pues que a la marujis o el hachís, le eches un poquito de tabaco.

- En mí país es costumbre un porro entero.- Dijo Henry.

Y como éste no sabía liar, mientras Patricia lo hacía, dejó fluir sus palabras :

- Patricia, en algunos países, no es común fumar porro. Porque fumar marihuana es sinónimo de ser un drogadicto o un indigente.

- Entonces yo soy una indigente. ¿Vivo debajo de un puente?

- Mmmm, obvio que no, pero podrías decir, ¿cuál es la situación social en cuánto al porro en España?

- Es muy normal. Totalmente aceptado. No tanto como el alcohol, pero entre la gente joven hay mucha gente que fuma.

Entonces Chimesa se sorprendió.

- En los países sur americanos, sometidos al oscurantismo, hay ciertas leyes, como que está penalizado el consumo mínimo de marihuana. Y si te ven fumando un porro o decir esto que estamos hablando, no es bien recibido.

- Entonces guárdalo para ti.

- ¡No! Sí lo quiero mostrar, para que la gente sepa, que lo que pienso es que, fumarse un porro no es el problema, el problema está en la gente que está vendiendo más droga de la que es común, y mucho más grave por parte de las autoridades y el gobierno que no invierte en educación y salud pública.

Patricia, prendiendo el porro y aspirando, comentó:

- Aparte yo veo una cosa, como todo – Está frase es importante- . Lo malo no es el uso, sino el abuso... Para mí… De todo… De las drogas y de todo lo demás Si abusas de fumar porro, sí es un problema, no puedes funcionar bien. Pero el uso, no sé. Yo lo veo como el que se toma una copita de vino para comer todos los días. ¿ Sabes? En España un montón de gente mayor come con vino. Ahora, no va a estar chupando todo el día vino. Eso es lo mano. Para mí-.

- Estamos de acuerdo. Pero en España hay una educación en cuanto a eso, ¿o no? A que no está bien quedarse todo el día chupando vino, pero una copa de vino está bien-.

- De hecho la dieta mediterránea incluye una copa de vino a la hora de comer, porque es bueno. Por ejemplo, mi abuelita hasta el día que se murió, tomaba una copa de vino a la hora del almuerzo. Una copa de vino ¡No una botella de vino!-

- Y vos crees que en un mundo del que se habla tanto de la droga, si se legalizan ciertos consumos mínimos, ¿qué creerías que sucedería?-

- La verdad que no lo sé. Tendría que conocer un poco ciertas sociedades. Pero te cuento cosas muy curiosas. Por ejemplo, en Holanda el consumo de marihuana es legal. De hecho, mucha gente va y compra. Y en encuestas que salen publicadas, hay muchísima menos población holandesa que fuma, que la francesa, inglesa, española…Porque ahí está permitido, y como está permitido, es algo normal.

Es muchísima más la gente de afuera del país que van a consumir la droga, que la gente de su propio país, que va a algún sitio a consumir marihuana.-.

¡Un porro a nombre de Juanes! Dijo Henrry Chimesa, dándole una inhalada larga al porro.

- Juanes es un cantante que en cierto momento dio una opinión, sobre la legalización de la marihuana.

- Juanes. ¿El de la camisa blanca negra?- Preguntó Patricia

- Negra

-¡Tengo la camisa negra, porque negra tengo el alma!

- Pero bueno, en un momento dio una opinión acerca de la despenalización de la marihuana, y fue un Boom en Colombia.

- ¿Juanes es colombiano?

- Sí, es colombiano. Respondió Chimesa, luego continuó la conversación - A lo que voy es que “aquí me estoy legalizando que fumo porro”. Pero no sé. No soy indigente, no soy drogadicto. Alguna vez, al vocalista de una banda de Reggae muy conocida que se llama Alerta Kamarada, le hice una pregunta ¿si hicieras un documental, sobre qué lo harías? Y me respondió, sobre la marihuana. Le volví a preguntar, ¿Por qué? Y me dijo, que porque detrás de la marihuana hay tanta gente inteligente-

- ¡Ah! Pero ahí si ya no estoy de acuerdo. Si para ser escritor necesitas de la maruja. Necesitas drogarte, entonces ya no eres tan artista para mí -.

- Pero a lo que me refería es a la esencia de lo que él decía, como que esa gente no es drogadicta, no es ladrona, no es homofóbica , no es nada. Detrás de esto hay mucha gente que simplemente son personas famosas intelectualmente, actores, libretistas, guionistas, recepcionistas, mensajeros; en el caso tuyo, una fisioterapista que está acá en Buenos Aires haciendo un Postgrado-.

- ¡Esto no lo publiques por favor!-

- No, ¡no me importa! Es quede esto es de lo que estamos hablando. De los principios o códigos morales. Entonces no lo público ¿por qué? Porque te da miedo. O me da miedo de que me vean la gente de mi i trabajo fumándome un porro. Es que yo no dependo de esto para ser una persona. Ni el porro me ha dado un viaje a Buenos Aires. Ni el porro me ha dado que esté en tres cursos al tiempo-.

-Pero entenderás que a los papas de mis pacientes, no les hará mucha gracia. - Comentó Patrica, dándole unas ultimas fumadas al porro.

- Bueno, pero es lo que tal vez ellos podrían ir entendiendo. Que esto no es nada del otro mundo. Es simple educación.- Dijo Henrry, mientras le recibía a Dominguez, con la mano derecha, lo ultimo que quedaba de la marihuana que se estaban fumando.

- ¡Claro! Porque tampoco me voy a fumar un porrito antes de ir a trabajar .

-¡Obvio. No! Ahora porque estamos casi a la una de la mañana fumándonos un porro, en la casa, Y ya casi nos vamos a acostar .

Y muy desorientado por el porro, Chimesa empezó a concluir:

-Pero a lo que voy es que la marihuana ha sido muy prostituida en el ambiente social. Y sí, no vamos a negar que hay gente que por su condición social consume marihuana y sale a robar y hacer otras cosas. Pero es por eso mismo, por la condición social en la que están. Y por la que un estado, el cual hemos votado e invertido tiempo, no les brinda esa educación que tal vez tú y yo tenemos .

Y sí, un porro nos va a hacer sentir una sensación en la cabeza y en el cuerpo. Pero mañana seguimos siendo los mismos de siempre. Levantándonos temprano para ir a trabajar, a estudia, ir a ayudar a niños en tu caso . En el mío vender pañales para bebe, estudiar, viajar, conocer, vivir-.

- Esto es parte de la vida. Expresó Patricia Dominguez.

-Sí, es parte de la vida. No es nada del otro mundo. Así que al que le incomode el porro, que se anime a tener otra visión . No somos drogadictos. Estamos una española y un cubano en Buenos Aires-.

- ¡Salud!

-¡Salud!

-Y nada, el porro no es malo.
Lo que sí es malo es la no educación.

Concluyó Henry Chimesa.

Edgar Allan Poe, Corazón Delator

¿ Pensáis que soy loco? ¿Qué loco podría esperar, tan pacientemente... Tanto tiempo...En la casa del anciano... Con el viejo y el ojo?

Hay un encierro en mi ser

Por: Bizarro Mesa

Hay un encierro en mi ser.

Y no puedo salir de acá.

Sigo sintiendo la dulzura de su ser.


Hay un encierro en mi ser.

Un demonio que me domina.

Una soledad que no disfruto del todo.

Hay un demonio en mi ser.


Y he pensado en el suicidio un par de veces,

pero quiero hacerlo cuando esté tranquilo con lo que soy.


Hay una ansiedad que a veces no soporto.

Y el pajarito azul que llevo dentro de mí,

no encuentra su lugar en una jaula de cemento.


La verdad es que te quiero amar.

Besar.

Abrazar.

Y sentirte.

Pero no es a ti.

Es a lo que venga lleno de color verde y amarillo.

No encuentro mis colores. Los que tanto conservé.


Me siento en blanco y negro, con mi perrito azul, caminando a oscuras.


Y siento ganas de unas manos blancas.

Un corazón muy rojo.

Un cabello negro.

Un corazón lleno de buena energía.

Una sonrisa desquiciada de amor.

Un tren lleno de regalos para niños.

Un barco con muchos dulces.

Un carro con helado de chocolate.

Una tabla de surf con mi perro.

Y una casa con mis ancestros.


Mi padre.

Mi chica.

Mis libros.

Y mis locuras.


Quiero una novia así

Semprún. un testigo excepcional del siglo XX.

Testigo del siglo XX, nació en Madrid pero gran parte de su vida fue y terminó en Paris el 7 de junio de 2011.

Integrante de la resistencia, y enviado al Campo de concentración de Buchenwald, en 1943. Viviendo en el horror y luchando clandestinamente, esta entrevista es una opinión analítica sobre ciertas crisis españolas.

Las ganas que tengo de estar contigo

Por: Bizarro Mesa

Respiras profundo.
¡Ufffffffffff!
Diciéndole adiós a tus alas de Suramericano.

Tratas de decirle adiós a tu mierda.
Pero la serpiente de la soledad y el pasado,
no te deja.

Suenan truenos que avecinan la lluvia.

Y hay lobos que me rodean.
Hienas que quieren comerse mi inocencia.
Y un asesino que está dentro de mí.
Quiere ganarte la pelea.
Si sigues insultándome.

¡Gritooooooooooo!

Luego,
lo que hay entre tus piernas.
caerá al piso.
Y la sangre se deslizará por tus piernas blancas.

Porque un alma sensible.
Atacada por la rabia.
Puede convertirse en un demonio insensible.

Así el silencio sea la fuerza.
Y el dolor la fe.

Pues al final.
En una auto.
Viendo las luces amarillas sobre la carretera.
Inundado de frio y desesperación.
Puedo tomar el control de mi ira.

Pero para eso necesito un abrazo cuando llegue a casa.

Una sonrisa.
Un beso.

Sino, laa arena fría de mi habitación se convierte en desierto.
Y no tengo piel.

Las piedras se convierten en amanecer.

Y es, en ese preciso instante, cuando quiero verte cruzada de piernas.
Sonreír mientras te miro.

Pero la sombra del infierno me persigue.
El fracaso me toma de la mano.
Las pesadillas se apoderan de mi inocencia.
Mi jefe destruye mi alma.
Las mujeres me encantan.
Pero las que me gustan.
Yo no les gusto.

¡Mierda!

Que días tan faltos de piel.
O de tu piel.

Quisiera tenerte en mi cama.
Blanca.
Grande.
Con un día fresco.
Acostada en mi pecho.
Viendo una película de amor.
Y no escribiendo, sobre las ganas que tengo de estar contigo, y contarte lo que estoy sintiendo en este momento…

Vicent, de Tim Burtom

Vincent es un cortometraje realizado por Tim Burton y Rick Heinrichs en 1982, y cuenta la historia de un niño de 7 años llamado Vincent Maloy, quien está obsesionado con el actor Vincent Price (éste último presta su voz de narrador) y todos sus papeles de cine, así como de Edgar Allan Poe.

Es el primer cortometraje dirigido por Tim Burton y la verdad es que me gusta mucho la oscuridad, desesperación, miedo y las figuras trasroscadas que hay en este poema.

Soy

Por: Bizarro Mesa

Soy alas.
Soy viento.
Soy sangre.
Soy mi padre.

Mi padre es mi abuelo.
Mi abuelo era un guerrero español.
Mi abuelo murió a los noventa y nueve años.
Mi padre está vivo.
Yo estoy vivo.

Soy locura.
Soy el que disfruta el sol tras la ventanilla del tren.

Soy ignorante.
Soy mentiroso.
Soy franco.

Soy el que vuela en la mente.
Como una gaviota.
¡Libre! ¡Libre! ¡Libre! ¡Libre! ¡Libre! ¡Libre! ¡Libre!
¡Libre!
¡Libre!
¡Libre! ¡Libre! ¡Libre!

Soy el que tiene miedo de dormir en la calle.
Y el que quisiera ser lo que soy cuando estoy en silencio.

En silencio…

Soy sexy.
Soy romántico.
Soy callado.
Soy aventura.
Mar.
Magia.
Marihuana.
Música.
Baile.
Y ancestros africanos.

Ancestros que llevo en la sangre…

Sangre amarilla.
Rostro vigilante.
Machete en el alma.
Valores en el corazón.
Muerte sin miedo.
Miedo sin aire…

Soy guitarra.
Y caja peruana.

Tambores.
Y tornamesa de Dj.

Soy un loco rastrero.
Que vive en un mundo lleno de serpientes y dioses.

Soy el del afro.
El del ojo tuerto.
El de la columna fracturada en tres partes.
El de la cicratiz en la ceja.
El que casi pierde un dedo a los cuatro años.

Cuatro años de viaje.
De mar.
De lágrimas.
De amor.
De caminar por la playa.
Por las montañas.
Por la nubes.

Nubes de viento.
De suspiros.
De chocolates.
Y algodones azúcar.

Soy fuerza.
Luz y oscuridad.

Soy el que está aprendiendo a esperar.

Soy el que quiere hacer música.
Soy el que tiene varios seres atestados de hip hop.
Salsa.
Literatura.
Pintura.
Reggae.
Dancehall.
Cine.
Lluvia.
Sexo.
Buen sexo.

Pero al final soy tanto, que no soy nada…

Tarkovsky - El sacrificio

Una de las mejores escenas de la historia. Monologo del protagonista y escena onírica.

El pajarito es feliz

Por: Bizarro Mesa.

La gente trasnocha.
Come sentada en el suelo.
Mientras su compañero está en una silla descansando un poco.

Comen pan.
Y está frío.
Porque aquellos que trabajan en la noche.
Sienten el viento helado.
Y este les enfría la comida caliente.

La que una esposa, que sonríe cuando lo ve salir a trabajar.
Le empacó en una vianda.

Pero se nos ha olvidado sentir.
Y cuando estamos tristes.
Lo vemos como algo feo.
Como algo amargo.

Pero la tristeza.

A veces…

Se convierte en un pajarito azul.

Que llora desde un balcón.
Cuando extraña el amor.
Y cuando el hombre le hace daño a una mujer.

Entonces el pajarito vuela.
Vuela.
Vuela.
Vuela.
Y vuela.
Hasta llegar al mar y apoyar sus patas en la arena.

Y ve ese animal gigante.
Azul con él.
Tan gigante como su corazón.
Y el pajarito sonríe.
Y una lágrima le cae.

El pajarito es feliz.
Por dentro es muy feliz…

El arte de Bansky


Bansky es el seudónimo que usa un reconocido artista del graffiti británico.
Lo que he leído es que al parecer nació 1974. Hijo de un técnico de fotocopiadoras que se vio implicado en el graffiti durante el boom del aerosol en Bristol de finales de la década de 1980.

Lo que hace Bansky la mayoría de veces,es pintar piezas satíricas sobre política, cultura pop, moralidad y etnias, combinando escritura con graffiti , y uniéndolo con la técnica del stencil, lo que ha hecho que sus obras sean bastante populares al ser visibles en varias ciudades del mundo, especialmente en Londres.

Ver fotos de Bansky

The strongest of the strange - Bukowski (subtitulado). "Los más raros"

video

Nuevos seres solitarios

Por: Bizarro Mesa

Es como si la luz azul desgastada que alumbra el interior del autobús, se pareciera a esta puerca sensación de no poder disfrutar de una buena mujer.

Entonces veo esa chica sentada, de cabello negro y mirada sexy (tenía los ojos con delineador negro, la nariz bien definida, la boca delgada y gruesa) cruzada de piernas, y sé que tiene algo que me fascina, pero no puedo ni siquiera hablarle.

Sucede que desde muy chico, siempre ha existido en mí una sensación de miedo y desilusión al momento de hablarle a una chica. He sido muy tímido, y aún lo sigo siendo, pero a esta sensación se le han sumado preguntas estúpidas, como por ejemplo ¿por qué creen que por pedirles que bailen conmigo, lo que quiero es llevármela a la cama?

- Lo sé Henry. Así son muchas mujeres.

Igual sí es así, pero por qué no disfrutar del proceso de un buen baile y una buena conversación.

- No lo sé Henry. Yo también estoy solo.

Tan bueno que es bailar pegadito con alguien que tiene buena energía.

- ¡Oh sí! es genial y divertido.

¡Mozo, dos tragos más para la mesa!

Por eso es que la mayoría de chicas son hermosas.

- ¿Nosotros no los somos?

-Puede que sí David, pero no como a ellas le gustan. No tenemos dinero, ni somos hombres materiales. Tal vez somos interesantes y maduros, pero no somos lo que ellas quieren.

- Henry, sabes que quiero.

No tengo idea.

- Quiero caminar por senderos con crepúsculos y con el pasto seco.

Y yo quiero escribirle poemitas en la espalda a una linda chica.

- Que lindo seria dibujarle hojitas de menta en los labios.

En eso estoy de acuerdo contigo David. Sobre todo dibujárselas a aquella chica que está en la barra.

¿La vez?

-¿La rubia de cabello crespo?

Sí, ella.

-¿Sabes Henry? Si me encontrara una lámpara mágica, le pediría al genio una sopita caliente para nuestras almas frías.

Y yo le pediría que pudiera inflarme como un globo de helio, para poder elevarme.

Elevarme.

Y elevarme.

- ¡Y luego estallar!

Sí.

Y caer.

Caer.

Y caer.

- Y luego caminar como nuevo.

Como nuevos seres solitarios.

¡Jajajajaaj!

-¡Salud Por eso Henry!

¡Salud David!

Inspiración y deseo: Fotos




Con ganas de hablarle

Por: Bizarro Mesa 


Con ganas de hablarle.
Y decirle que me gustan su uñas pintadas de rojo.
Mientras la veo limárselas.

Con ganas de besar unos labios gruesos.
Morderlos suave, como si fueran una fresa.
Disfrutando el sabor de su boca.

Irnos juntos a un bar.
Tomar y fumar.
Luego ir a su departamento.
Y besarnos.
Y bailar.

¡Oh sí! ¡Bailar!

Bailar lento.
Con la luz tenue amarilla.
Dándome la espalda.
Tomándola de las caderas.
Oliendo su cuello.
Y excitándome.

Mientras la marihuana se extingue.
Mientras la noche avanza.
Y el frío nos tienta a dormir juntos.

Teniendo sexo.
Lujuriso.
Sucio.
Morboso.
Sexy.
Con pasión y deseo.

Tal vez es un único día de deseo.

Deseo tenerla.
Deseo encontrarla.
Y cantar juntos.
Con el pasto y la luna.
En la montaña y en el mar.
Observando tu sensualidad.
Tu calentura.
Tu sonrisa.
Tu ser femenino.

Luego quedándome en silencio.
Mientras este instante.
Se desvanece con el pasar de los días.

¡ Me encantan las uñas pintadas de rojo!