Domingo nublado

Días sin sentarme a fumarme el día.
Escuchando reggae.
Relajándome…

Esta evolución revolución
que me guía por caminos asombrosos,
de cierta forma no entiende el vuelo.

Las cosas pasan muy rápido…

No tan rápido como las balas o la muerte.
Pero esto que llaman vida,
pasa tan rápido...

Busco el amor para bailar suave.
Trato de buscar en el mar el sentido de mi locura, con ansiedades más desesperantes que el miedo.

A veces cargo con un ladrillo en el estomago que me causa una indigestión por los sueños.

Veo a los vecinos enfundando sus armas
en la entrada de sus casas.

Entonces a mi mano le da por disparar tinta en una hoja de papel.
Quiere describir la mierda que se forma en su garganta cuando los gobiernos, el esmog y las armas revuelven el estómago.

Con sueño o sin sueño las baterías están listas para que el lapicero ande.

El olvido de los héroes.
El formateo de nuestras mentes.

¿Qué pasó con la música?

Lo que pasa es que el día está nublado.
Tranquilo…

Los pájaros extraños
hacen sonidos extraños.
Y un lindo cuadro adorna mis sentidos
mientras voy perdido entre desordenes estatales.
El desequilibrio mental y el desorden ambiental.

Así que el peso de la tranquilidad es desesperante.

Alguien la llama La Nausea.

Yo le llamo El Vuelo.
A eso que me gusta casi como el sexo.
Casi como los labios de una chica sexy.
Casi como la energía y la conexión.

El Vuelo.
La Náusea.
La Locura.

¿Estamos locos todos si creamos armas,
bacterias,
destrucción,
engaño,
soledad,
armas,
sentimientos…?
O ¿creamos locura para otros?

Disparan para matar a otros.
¿No es cierto?

Entonces
¿ yo no puedo disparar letras de color azul
y decir que hay mucha mierda.
Que hay mucha soledad,
muchas mentiras,
mucha vanidad,
muchas apariencias,
muchas armas nucleares
y muchas ansias de poder por el petróleo?

Ansias de dañar la tierra.
Dañar nuestros sueños.
Dañar nuestra vida.
Nuestra lucha.
Nuestro amor.

Que ladren los perros
porque el mundo hace mucho ruido los domingos.
El día de descanso, según nuestro guía…
Según lo que nos enseñaron los conquistadores.

¿Cómo ser natural?
¿Cómo caminar sin armaduras, sin miedo y en silencio?

¿Cómo vaciar el ego y llenar los sueños con humildad?

Borrar con amor los errores de la historia,
y cambiar nuestro entorno como lo necesitamos.

Sin trabajos que no queremos.
Sin contaminación.
Sin dinero.
Sin tanta tecnología.
Sin esa cantidad de balas que andan sueltas por las calles.

Sin armas.
Sin corrupción.
Sin violencia,
Sin odio.

Sin ese peso que hay que cargar
para poder encontrar algún día
la verdadera tranquilidad.

Sr. BM.










1 comentario:

lamadresuya dijo...

Parce...
Elegante, pese a todo: estimulos insoportables, bueno, regulares o malos, insportables; crean esa necesidad hasta por la yemas.

Saludos